11 ideas de concursos de talentos para niños

Los bailes de hip-hop y jazz son divertidos para los bailarines y el público.

Los bailes de hip-hop y jazz son divertidos para los bailarines y el público.

¿Qué debo hacer para el concurso de talentos?

Esta es una pregunta que los niños se hacen a sí mismos, a sus padres y a sus amigos cada año cuando llega el momento del concurso de talentos de su colegio. El concurso de talentos es la oportunidad perfecta para pavonearse delante de todos tus amigos y profesores, y mostrarles lo que tienes. Sin embargo, puede ser difícil encontrar el número adecuado. Si necesitas algunas ideas, has llegado al lugar adecuado. Desde lo más obvio hasta lo más original, aquí encontrarás muchas opciones.

Idea 1: Presume de la habilidad que ya practicas

Si has estado tomando clases de interpretación de cualquier tipo, como actuación, canto, baile, gimnasia o tocando un instrumento musical, entonces ya tienes todo listo para actuar en el escenario. Te has esforzado mucho en tus clases, así que ha llegado el momento de lucirte. Pide a tu profesor algunas ideas concretas, o utiliza tu pieza de recital o actuación. Si varios niños de tu escuela también reciben clases de tu instructor, es posible que el profesor esté dispuesto a armar un acto conjunto para ti.

Una nota sobre la realización de una rutina de gimnasia: Asegúrate de que el escenario de tu escuela es lo suficientemente grande y seguro para realizar tu rutina. Es posible que tengas que poner colchonetas o preguntar a los profesores encargados del concurso de talentos si puedes realizar tu rutina en el suelo, justo delante del escenario. Involucra a tus padres, profesores y quizás incluso a tu entrenador de gimnasia para asegurarte de que el escenario es lo suficientemente grande y seguro, y para asegurarte de que tienes el equipo adecuado.

Idea 2: Haz lo que te gustaría practicar

Si no has tomado clases pero tienes ganas de cantar, bailar o actuar, hazlo. La clave del éxito cuando no te has preparado con un profesor es elegir bien la canción, el baile o el monólogo para que se adapte bien a tu nivel de habilidad. (Aquí tienes algunas canciones que funcionan bien para los niños en los concursos de talentos.)

Practica como un loco—y pide a amigos, padres y familiares su opinión sincera. No te enfades si sus comentarios no son del todo positivos. Utiliza cualquier crítica que recibas para mejorar tu acto.

Idea 3: Karate

Aunque el karate no es un acto típico en el escenario, es emocionante de ver y es una gran adición a un espectáculo de talentos. Si sabes karate, prepara una rutina con tus movimientos favoritos. Escribe el orden de tu rutina en un papel, luego practícala y memorízala. Conseguirás el mayor efecto dramático si empiezas con los movimientos más fáciles y vas avanzando hacia los más duros e impresionantes. Romper una tabla con un golpe o una patada es un gran final impresionante. Ponte tu gi y tu cinturón. Si quieres, acércate al micrófono antes de cada movimiento y dile al público el nombre del movimiento y dale una breve descripción de por qué y cómo se utiliza. Aunque el karate no se suele musicar, puedes poner algo de música para conseguir un efecto más dramático y llenar los silencios incómodos.

Idea 4: dibujar y pintar

Si tu talento favorito es el arte, llévalo al concurso de talentos y crea un cuadro o dibujo en el escenario, justo delante de los ojos de los miembros del público’. La clave es conseguir el lienzo o el papel más grande que puedas encontrar, y hacer que le pongan un foco para que el público lo pueda ver fácilmente. Elige un cuadro para pintar o dibujar, y practica el cuadro varias veces en casa. Cronometra el tiempo que tardas en terminar tus dibujos de práctica para asegurarte de que puedes terminar el dibujo elegido rápidamente, pero sin dejar de hacer un gran trabajo. La noche del espectáculo, coloca el caballete de forma que el público pueda verlo, e intenta no bloquear la visión del lienzo con tu cuerpo mientras dibujas o pintas. Una vez más, la música añade dramatismo y emoción, y rellena los silencios incómodos. Cuando haya terminado, gire el caballete hacia el público, retroceda, sonría y haga una gran reverencia.

Idea 5: Acto de magia

Los actos de magia son un clásico de los concursos de talentos. Tu tienda de magia local puede recomendarte trucos que son fáciles de dominar y que no requieren un equipo muy caro. Practica y experimenta con los trucos hasta que los domines y puedas realizarlos con confianza. Los disfraces, la música y un asistente contribuyen a la calidad general del acto. El disfraz no tiene por qué ser elegante, pero asegúrate de tener al menos un sombrero de copa y una capa, aunque sea una manta atada al cuello y un sombrero de copa de cartón que te haya sobrado de Nochevieja.

Idea 6: Rutina del palo de pogo

Mi propio hijo se inventó una rutina de pogo para el concurso de talentos de su colegio el año pasado, y arrasó. Le encanta su pogo y ya había dominado los saltos en línea recta. No tardó mucho en idear algunos trucos más, lo que le dio suficiente material para una rutina. Empezó de forma sencilla, saltando en slalom de lado a lado, y luego girando en círculo mientras saltaba. Algunas cosas más complicadas que añadió fueron saltar sobre una caja de cartón y hacer pogo mientras botaba una pelota de baloncesto. También hizo (muy brevemente) malabares con tres pequeñas bolas de espuma mientras saltaba sobre el pogo, y para el gran final saltó a la cuerda sobre el pogo. Parecía difícil e impresionó al público, pero en realidad fue bastante fácil y no le llevó mucho tiempo montar el número.

La coreografía de este acto al ritmo de una divertida canción popular se suma al factor de entretenimiento.

Idea 7: Rutina del yo-yo

Un acto de yo-yo es algo realmente único y entretenido. El yo-yo es algo que no hace mucha gente hoy en día, por lo que el público estará interesado en ver tus trucos. Si eres un artista del yo-yo, haz una rutina con tus mejores trucos, ponle música y muestra tus cosas.

Si aún no eres un profesional del yoyó, puedes aprender algunos trucos geniales a tiempo para el concurso de talentos. Pero no esperes hasta el último momento. Algunos trucos son bastante difíciles y requieren mucha práctica.

Idea 8: Acto de saltar a la cuerda

Saltar a la cuerda es algo que la mayoría de la gente sabe hacer, pero cuando te inventas una rutina chula y la ambientas con música hip-hop o pop, se convierte en un gran acto de concurso de talentos. También es algo que funciona bien con un grupo, así que pide a algunos amigos que lo hagan contigo. Practica tu rutina en el escenario de tu escuela tanto como sea posible, para asegurarte de que hay espacio para todo el balanceo de la cuerda. No es necesario llevar disfraces, pero queda muy bien si todos lleváis pantalones cortos y camisetas a juego.

No quiero sonar como un disco rayado, pero la coreografía de tu rutina de salto de cuerda con una canción divertida con un gran ritmo ayudará a que el acto sea destacado.

Idea 9: Animación

Si eres animadora, reúne a tu equipo de animadoras para hacer algunos bailes y acrobacias para el público. Sin embargo, no hace falta que seáis animadoras oficialmente para hacer una rutina divertida en el concurso de talentos. Reúne a un grupo de amigas e inventa una rutina divertida que muestre las habilidades de baile y volteretas de cada una. Los disfraces no tienen por qué ser muy elegantes, sino que basta con llevar pantalones cortos y camisetas de colores vivos. Y no olvides los lazos para el pelo a juego. Una vez más, encuentra una buena canción con un ritmo divertido, o utiliza la música con la que compite tu equipo.

Idea 10: Rutina de palmas

Aunque una rutina de palmas no parece que tenga mucho que ofrecer, en realidad es un acto realmente genial que cualquiera puede hacer. Mira el vídeo de arriba y verás lo que quiero decir. Otro punto a favor es que no se necesita ningún equipo o vestuario especial. Aunque este acto es básicamente fácil, se necesitará mucha práctica para dominar y memorizar la rutina.

Idea 11: sketches divertidos

Hay muchos sketches divertidos que puedes hacer en los concursos de talentos. Además, la mayoría no requieren ningún equipo especial. Los actos de comedia suelen ser un soplo de aire fresco entre las numerosas rutinas de baile y los cantantes de baladas que se encuentran en la mayoría de los concursos de talentos escolares.

Consejos para los concursos de talentos

  • ¡Practica, practica, practica! Aunque pienses que tu acto es fácil y en tu mente puedes realizarlo perfectamente, tienes que practicar. Practica el doble de lo que crees que necesitas. Te alegrarás de haberlo hecho.
  • Pide a tus padres, hermanos o amigos que graben tu actuación mientras la practicas. Observa los vídeos con atención para ver qué funciona y qué no, y qué debe cambiarse o mejorarse.
  • Elige una buena música para tu actuación.
  • Elija una buena música. La música añade energía, emoción y una calidad profesional a su acto.
  • Recuerde que sólo hay unas pocas personas en la primera fila. No se olvide de la mayor parte de su público, que está mirando desde más lejos o desde un lado. Si habla durante su actuación, hágalo con claridad, despacio y en voz alta para que todos puedan oírle y entenderle. Tanto si hablas como si no, mantén la cabeza alta, siéntate o ponte recto, lleva colores vivos, sonríe y tómate tu tiempo. No hay necesidad de apresurarse en su acto.
  • Justo antes de salir al escenario, respira profundamente, relájate, sonríe y diviértete.
  • Si te equivocas, no te preocupes.
  • Si te equivocas, simplemente sonríe, ríete y sigue adelante. Si alguien de tu grupo se equivoca, ignóralo y sigue adelante. Nadie es perfecto y los errores ocurren. De hecho, los errores pueden ser muy divertidos y hacer que tu acto sea aún más entretenido. Si te ríes de tu error, el público se reirá contigo y disfrutará aún más del espectáculo.
  • Si te ríes de tu error, el público se reirá contigo y disfrutará aún más del espectáculo.
  • Cuando hayas terminado, ponte de pie, sonríe, saluda al público, haz una gran y larga reverencia, saluda de nuevo y camina—no corras—fuera del escenario.